domingo, 9 de mayo de 2010

¿Qué es la Terapia de Desintoxicación Iónica?

    
Es una terapia para   depurar y desintoxicar permanentemente el organismo de manera no invasiva e indolora.
Se aplica directamente en los pies y permite limpiar las toxinas del organismo mediante la inmersión de ellos en agua con iotización controlada.

Hoy en día sabemos que la mayoría las enfermedades tienen un factor en común: acumulación de toxinas. En realidad cualquier enfermedad es sólo el resultado de la acumulación de toxinas. 

Si éstas se concentran en las articulaciones, por ejemplo, seremos diagnosticados con artritis, si se acumulan en el área del corazón, se nos diagnosticará con problemas cardiacos.

La Desintoxicación  permite a las células reequilibrarse y las pone en condición de soltar las toxinas depositadas. Si las células de un organismo humano tienen un potencial negativo entre 70 y 90 millivolts, la absorción nutricional resulta buena, así como la expulsión de residuos y desechos tóxicos. Por otro lado el potencial negativo de una célula dañada o estresada puede alcanzar valores mínimos de 10-20 millivolts donde l a absorción nutricional es pobre así como la capacidad de la misma célula de soltar las sustancias tóxicas (toxinas – nutrientes consumidos y oxidados).

Como sabemos cuando las toxinas se quedan en el cuerpo por un período de tiempo prolongado darán lugar a enfermedades crónicas.
Esta terapia sumada un estilo de vida sano y de bajo stress, proporciona una manera completa y eficiente de mantener niveles de alta energía y salud a largo plazo.
                                       
¿Por qué se aplica en los pies?
 La planta de los pies es una de las regiones del cuerpo humano que posee mayor cantidad de poros que permiten el intercambio Iónico, además contiene 62 puntos reflexológicos conectados directamente a los meridianos, órganos, aparatos y sistemas.
 Además es muy cómodo para el paciente ya que sólo tendrá que sacarse los zapatos y los calcetines o medias, permite que se aplique con el paciente sentado cómodamente.



¿Como Funciona la Terapia Iónica?

La vida y la salud del ser humano son determinadas por la cantidad de electrones que se llevan dentro el cuerpo. Una persona sana debe de tener un 80% de electrones negativos (aniones) y 20% de electrones positivos (cationes).
Debido a la contaminación del aire, agua y alimentos, además de otros factores provocados por el “estilo de vida” moderno, acumulamos electrones positivos o “cationes” en nuestro cuerpo, la acumulación excesiva de cationes se convertirá en toxinas.

La Terapia trabaja a nivel electrolítico, llevando a cabo un proceso llamado "ionización", mediante el cual se rompen las moléculas del agua que se encuentra en la tina en donde están los pies, separándolas en miles de iones negativos.
Por Osmosis una gran cantidad de aniones (iones negativos) penetran las diferentes membranas del cuerpo y al encontrarse con iones positivos, es decir, con toxinas adheridas a los diferentes tejidos corporales (piel, órganos, etc.), la carga negativa de los aniones neutraliza la carga positiva de las toxinas ó cationes.

Mediante el uso de esta Terapia se promueve la actividad  de los iones en el organismo, por medio de un baño electrolítico se controla el flujo de iones del agua que lo transmite al cuerpo, dicho flujo de iones es la condición necesaria para transportar electrones al cuerpo y, por consiguiente, para que se produzca gran parte de la comunicación  celular y la neutralización de radicales libres,  metales pesados y sustancias tóxicas que actúan como radicales.

Al ser neutralizada la carga positiva de las toxinas, éstas se desprenden de los tejidos a los cuáles estaban adheridas, y son extraídas del cuerpo por Osmosis y Difusión facilitada a través de los pies. El cuerpo, al reconocer el proceso de desintoxicación que se está llevando a cabo, coopera incrementando el metabolismo, acelerando la actividad celular, segregando varias clases de enzimas, y apresurando la función de eliminación de los diferentes órganos excretorios, particularmente del hígado, riñones, piel, las plantas de los pies y la respiración.

Con esta Terapia se minimizan los posibles efectos secundarios  no deseados provocados con los métodos de desintoxicación biológicos tradicionales, en los que a menudo es difícil evitar un sobreesfuerzo del hígado.

Además de lograr eliminar una gran cantidad de toxinas, la terapia dará al cuerpo una gran cantidad de iones negativos que son los que además nos hacen sentir en paz, relajados, sanos, alertas, por lo que nuestro cuerpo se sentirá más ligero después del tratamiento, nuestra mente pensará más claramente y sentiremos un mayor sentido del bienestar.

El equipo a través de sus cargas positivas y negativas, resultantes de la separación de la molécula de agua, despolariza las células, permitiendo su apertura también en condiciones de bajo nivel de energía, y les permite expulsar las toxinas retenidas. Después, durante el tratamiento, las células se recargan y continúan el trabajo de desintoxicación naturalmente.
Durante el proceso electrolítico, el agua en contacto con los pies suele adoptar una coloración intensa que va en función de las sustancias excretadas. Una parte de dicha coloración se debe a los compuestos que contiene el agua, sin embargo, habrá partículas más tóxicas en el agua que han sido drenadas del cuerpo, las que formarán anillos pegajosos, espuma, aglomeraciones de sustancias, y otras formas de partículas y colores.    


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada